VISITA DA ESCRITORA LEDICIA COSTAS

Este mércores, 6 de xuño, a escritora Ledicia Costas visitou o noso colexio. Os alumnos de 2º da ESO tiveron a oportunidade de falar con ela sobre as súas obras, especialmente Jules Verne e a vida secreta das mulleres planta, Premio Lazarillo 2015, que leran no segundo trimestre.
A autora presentoulles dous breves vídeos nos que se recollían os feitos reais que inspiraron o libro: as dúas visitas do escritor a Vigo, Sanjurjo Badía e revelloulles algunha que outra anécdota. Comezou logo un coloquio autora-lectores que resultou do máis gratificante: o alumnado realizou moitas preguntas sobre o libro, a lectura e o proceso de creación que a galardonada escritora contestou amplamente.
Falounos da importancia que ten para un escritor a lectura, do duro que foi a elaboración de Un animal chamado néboa (o seu libro máis apegado á realidade e ambientado na guerra civil), das alegrías que lle teñen dado os seus libros, das súas lecturas e autores favoritos…

Moitísimas grazas, Ledicia Costas, po…

BIENVENIDOS

Tras el largo descanso os damos a todos la bienvenida y os deseamos un buen inicio de curso.

Me gusta el verano
           Durante el año escolar siempre esperamos y contamos con ansia los días restantes para comenzar de nuevo un verano fascinante, y es que en cuanto llega nos ilusionamos tan rápido que en apenas un abrir y cerrar de ojos, nos encontramos sentados en nuevos pupitres.
 En efecto, siempre procuramos disfrutar al máximo cada minuto de los días soleados, el bronceado y el tiempo libre.
Diríamos que cada verano tiene su encanto.
Pocas veces me he parado a pensar en cómo describiría a base de comparaciones por qué me ha gustado este último estío, pero parece ser que he encontrado los términos adecuados para ello.
Me gusta el verano por su olor a césped recién cortado, recordándome así a las noches despejadas con mis pies sobre la húmeda hierba debido al riego, mientras los grillos hacen del ya pasado crepúsculo un silencio sonoro.
Me gusta el verano por su luz y color verde y azul, una mezcla de senderos y bosques, junto con el celeste de la piscina y el mar, ofreciéndole un toque de frescura, mientras añades el sabor a menta y helado. Sí, el sabor a menta, aquel que sientes al masticar el primero de tantos chicles que repartes entre tus amigos.
Me gusta el verano porque es el momento de disfrutar con todos mis camaradas, a los que les doy la mano diariamente y viceversa, sin olvidar a todas esas personas que he conocido durante esos tres meses de descanso, y es que aunque me separen de ellos varios kilómetros, seguiremos estando igual de unidos.
Me gusta el verano por la alegría de la gente, de las risas en grupo, las voces afónicas de tanto cantar, los pies al igual de dolidos de tanto bailar y recorrer lugares nuevos, las lágrimas, tanto de risa como lástima, las llamadas perdidas y los mensajes recibidos, los besos que paran el tiempo (algunos más que otros), y sobre todo, las buenas compañías, las de siempre.
Si tuviera que elegir una banda sonora como resumen de este verano dos mil diecisiete, escogería la canción “Heroes” de David Bowie, puesto que su letra me hace saber que, como dijo el gran Bowie, “podemos ser héroes sólo por un día”. En este caso, enlazo esta frase con que alguno de los pasados días de verano, hemos sido ese mismo héroe para alguien.

Y es que es cierto, me gusta el verano, y su capacidad de hacer que me sienta completamente libre.



                                                                              Ainara Rodríguez, 4ºESO A