domingo, 13 de noviembre de 2016

Imagina...

Estábamos entrando en el invierno y a la vez él estaba entrando en mi vida. Todo tan rápido como bala que atraviesa un cuerpo. Mis congeladas manos creaban llamas en el cuadro. Los colores rojos, naranjas y amarillos predominaban dentro del lienzo. Mientras, fuera, los colores grises coloreaban todo el panorama. Todo tan contrastado como la paz y la guerra, lo blanco y lo negro, él y yo. Él lluvia.Yo fuego.Gris.Rojo.En las épocas grises se encuentran las mejores tonalidades. Que rara y bonita casualidad. Yo fuego.Y él, bueno, él era mi extintor.
             
______________________________
                                      
Deberíamos aprender
a
caer
a
mirar
a
querer
a
temblar
a
perder
a
ganar
a
leer
a
amar.
Sobre todo a amar aun cayendo, aun perdiendo.
Porque amar es mirar, leer, temblar y ganar una vida más.
                                                                                       
Alba Brandín  Cachafeiro
( 2º Bachillerato)

No hay comentarios:

Publicar un comentario